Reseña Experiencias en la Frontera |

Martes, 19 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'Los misterios no son problemas insolubles, sino realidades no objetivables, pero que al estar inmersos en ellas nos iluminan.'(Gabriel Marcel)



Reseña Experiencias en la Frontera

experiencias en la frontera

Hace poco, Noticias del Misterio asistió a la presentación del libro de Paloma Navarrete Experiencias en la Frontera, mis contactos con el más allá. Publicado por Libros Cúpula (marca de la editorial Planeta) es ahora el momento tras haberlo leído de realizar la reseña.

Experiencias en la Frontera podría dividirse como en dos grandes bloques. El primero de ellos y personalmente el más interesante para mí, se trataría del proceso de aprendizaje de Paloma Navarrete desde su infancia hasta que retorna a Madrid. Durante este proceso se nos introduce a su maestro chamán, Don Diego. Este hombre sin duda adquiere un papel protagonista en la primera parte del libro (por no decir en la vida de la escritora) que guía, enseña y muestra toda una nueva forma de ver la vida a nuestra querída Paloma Navarrete.  Don Diego, dentro del libro se torna personaje propio, con voz  y autoridad. La increíble cualidad de la autora para introducirte dentro de la historia, compartir sus inquietudes y una extraordinaria calidad descriptiva hace que te sientas parte de las escenas y de sus sensaciones. Realmente todo un descubrimiento en este aspecto. Durante esta primera  parte del libro se desgranan los medios con los que se va relacionando para ver / contactar  con ese otro universo que se nos escapa. Espejos, viajes astrales, psicometría, espiritismo se suceden en los capítulos del libro. Importante y crucial es la parte relacionada con los cuatro elementos, donde la capacidad descriptiva de la autora más se luce y hace que nos impliquemos en sus sensaciones como si nos aconteciera a nosotros mismos.

experiencias en la frontera

Experiencias en la Frontera de Paloma Navarrete

La segunda parte le correspondería a la parte en que Paloma toma contacto y se relaciona con el grupo Hepta del padre Pilón, los casos que investigan  y la distintas formas de enfrentarse a esas investigaciones.  También describe otros casos realizados con el Equipo 13, su grupo de “aprendices” a los que dedica sus dos últimos capítulos.  Aunque los casos, todos ellos impresionantes, resultan interesantes, creo que podría haber sido más interesante que en el libro se desarrollara un poco más los medios o los ejercicios que ha ido desarrollando la autora para potenciar sus dotes. Quizás algo un poco más  práctico o una visión personal más extensa sobre el otro lado, aunque supongo que esta no era la finalidad del libro. La descripción de casos del grupo también son tratados por  su compañera Sol Blanco Soler en sus libros es por ello que quizás pierdan un poco de interés.

Si se está buscando un libro para pasar miedo, creo que se está muy equivocado. Este libro no es para eso, si no para comprender mejor los avatares de la vida que han llevado a Paloma a encontrarse (o reencontrarse) con esa capacidad tan extraordinaria que posee.  Si también se tiene curiosidad por los casos investigados , dentro del libro se encontrará un gran abanico de ellos y diferentes resoluciones que han tenido. Eso sí, reconozco que con el libro me he quedado con ganas de más, sobre todo si en el próximo libro contase sobre su experiencia en Egipto (cosa que le pregunté cuando firmaba amablemente mi ejemplar) y a lo que me contestó con un  “He visto muchas cosas…”. Definitivamente queremos más libros de Paloma Navarrete.

Como conclusión creo que habría que dar una capital importancia a la reflexión que realiza la autora al final del libro, pero que no obstante prefiero que sea el propio lector el que lo descubra. Recomendado, por supuesto.