Proyecto Microbioma del Hogar |

Martes, 19 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'Los misterios no son problemas insolubles, sino realidades no objetivables, pero que al estar inmersos en ellas nos iluminan.'(Gabriel Marcel)



Proyecto Microbioma del Hogar


Hace un día que te mudaste a tú flamante nuevo hogar. Una casa completamente nueva y que transmite limpieza, pureza.  Atrás dejas tú viejo hogar de alquiler sucio y desgastado. Te sientes limpio. Observas las cajas que se apilan en el salón para que comiences a desempaquetar. Pero hay algo que te acompaña. Algo que no puedes ver, y son millones. Y en un sólo día han conquistado todo tú hogar. Han dejado una huella bacteriológica que te identifica.

http://homemicrobiome.com/

http://homemicrobiome.com/

Eso es al menos lo que el estudio liderado por el Micro biólogo estadounidense  Jack Gilbert defiende. La existencia de un “aura bacteriológica”  que no es tan solo propia de un individuo si no de su núcleo familiar y que les hace tan únicos que es posible distinguirlo de otros grupos familiares.

Para este estudio se han servido de 7 familias que durante 6 semanas tuvieron que recoger muestras de si mismos y de diferentes partes de su hogar en bastoncillos de algodón esterilizados.  Las fosas nasales, manos, talones así como picaportes de la entrada principal el baño   o superficies como el suelo del dormitorio , la encimera y el interruptor de la cocina fueron sometidos a estudio.

Gracias a las 1500 muestras obtenidas se pudieron identificar unas 22.000 especies diferentes de bacterias.

”Las especies más comunes que vemos son bacterias asociadas a la piel. El género Propionibacterium tiende a dominar todo”

Propionibacterium_acnes

Propionibacterium_acnes

Por otra parte, resulta asombroso en el estudio la rapidez con las que las bacterias se expanden. Durante el estudio 3 de las familias se mudaron de residencia. Bastó un sólo día para que la huella bacteriana se expandiera por la nueva casa.

Es entre los miembros de un mismo núcleo familiar entre los que existen mayor similitud en variedad y número de bacterias. Los perfiles se acercan mucho más si hablamos de las manos aunque el aura de bacterias es más personal si analizamos las muestras extraídas de la nariz.

Este estudio permite acercase desde dos puntos de vista a la propagación de las bacterias. Por un lado, se puede analizar la facilidad con la que los individuos se contagian unos a los otros. Por otra parte, y más en el lado positivo, permitiría estudiar la posibilidad de ver cómo sería posible introducir en nuestro hogar la presencia de algunas bacterias beneficiosas.  No hay que olvidar que los seres vivos, incluido el ser humano, somos portadores de millones de bacterias en nuestro organismo. Algunas tan vitales para nuestra existencia que sin su presencia moriríamos. Por ello, este tipo de estudios permitiría crear procedimientos por los cuales el tratamiento de algunas enfermedades serían posibles gracias a una especie de medicación de nuestra áurea bacteriana. Gilbert habla sobre ello:

“Pasamos el 90% de nuestras vidas bajo techo y de niños ese porcentaje puede ser incluso mayor. Este es nuestro ecosistema y adquirimos nuestras bacterias de este ecosistema. Si nos faltan algunas bacterias que pueden ser beneficiosas para nuestra salud, podemos sufrir impactos negativos. Por ejemplo, sabemos que la falta de algunas bacterias puede influir en nuestra propensión a desarrollar asma y alergias alimentarias. Si pudiéramos manipular la casa para tener más bacterias de este tipo, podríamos tratar estas enfermedades desde el nacimiento”

“[…]queríamos mapear los microbios que viven en nuestros hogares y la probabilidad de que se establezcan con nosotros, […]Son esenciales para entender nuestra salud en el siglo XXI”.

El estudio sigue pidiendo voluntarios desde su web http://homemicrobiome.com; La fuente original del artículo es  www.esmateria.com; Ha sido publicado un artículo sobre este estudio en la revista Science