Pactos y Señales de J. J. Benítez |

Viernes, 21 de Julio de 2017 \ Edición España

'Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.'(Antoine De Saint Exupery)



Pactos y Señales de J. J. Benítez


Presentar a J. J. Benítez es una tarea inútil  porque cualquier palabra que se diga no llega a abarcar ni un ápice lo que este investigador del Misterio con mayúsculas representa.  Periodista, investigador, escritor, aventurero… Por fortuna es un autor prolífico y podemos disfrutar de sus libros con cierta periodicidad. En esta ocasión Juan José Benítez abandonó su retiro social de los últimos años para presentar a su nuevo libro Pactos y Señales el cual  podría tomarse como una segunda parte de su anterior libro Estoy Bien.

pactos-y-señales-3

 

Fue el pasado viernes día 27 de Febrero a las 7 de la tarde en el  ‘Espacio Bertelsmann’ situado en la calle O’Donnell 10 al que acudí para dar testimonio del evento.  La expectación era obvia ya que media hora antes de que comenzara la presentación ya había una larga cola de gente esperando en la calle para entrar. Benítez llegó puntual. Puede ser que me equivoque pero al menos la sensación que me da es que presenta cierta timidez de hablar en público, o quizás es él quien está acostumbrado más a que la gente le cuente a que él tenga que contar.  Tal y cómo dijo, lo importante no era la presentación en sí, si no el coloquio que ocurriría posteriormente.  Quizás esa timidez queda reflejada en esta frase:

Normalmente en mis libros no suelo exponer nada personal salvo algunas excepciones y es un poco como desnudarse, a mí me cuesta mucho trabajo, sinceramente.

pactos-y-señales-5

Una de las particularidades que siempre me ha llamado la atención de este investigador, es la minuciosidad de los datos. La precisión. Es quizás por esta minuciosidad por la que uno siente que todo lo que lee de él, todas las historias que cuenta, el cómo lo cuenta, lo imprime con una patina de realidad muy especial. También su sensibilidad. Juanjo (discúlpeme señor Benítez por tutearlo) comienza con un ejemplo de uno de sus pactos y que creo que con él se explica el sentido de este libro y de la presentación. Esta es la transcripción de sus palabras:

 “El 31 de Enero por la noche yo recibí una llamada telefónica y me comunicaron que  José Manuel Lara Bosch, mí editor, pues  había fallecido.[…] Entonces yo me fuí a mí despacho. Tomé un cuaderno, uno de los muchos cuadernos   que tengo de pactos y señales , y escribí : bueno José Manuel si estás donde yo supongo que estás, es decir vivo, pues me gustaría q me proporcionaras una señal. Y bueno pues, establecí yo la señal. Quiero aclarar que los pactos se pueden hacer o yo los puedo hacer o todo el mundo los puede hacer con personas vivas o como en este caso con personas que están muertas, o que  ahora ya han fallecido.  Entonces yo establecí la señal y le dije: bueno, hoy es sábado 31 de enero, el funeral es lunes día  2 de Febrero en Barcelona. El día 2 cuando yo  vaya a Barcelona al Funeral,  alguien, me da igual quien, me tiene que dar una noticia sobre un libro que se llama “Existió otra Humanidad”, y que fue el primer libro que yo publiqué en mi vida, en el año 75. Cerré el protocolo, cerré el cuaderno de pactos y señales y el día 2 volamos a Barcelona.”

Aquí tengo que hacer una anotación al margen, y es que leyendo el libro de Pactos y Señales, intenté hacer un experimento. Pensé que si es cierto que los pactos y señales existen, que durnte la presentación ocurriera algo (no especifique nada)  con lo que me sintiera “señalado”. Pues bien, resulta que aparte de el susodicho libro de la presentación, también llevaba conmigo el libro de “Existió otra Humanidad” y además una primera edición del año 1975. Me quedé clavado en la silla. Hasta el momento Juan José Benítez ha escrito 62 libros, pero dio la casualidad que el libro de su pacto, del libro que yo llevaba conmigo, era justo el que estaba citando.  Casualidad (?).

pactos-y-señales-4

“Yo no tenía previsto ir a la editorial, simplemente ir a la iglesia, asistir al funeral y volvernos . Y nada más tomar el taxi en el aeropuerto Blanca recibe una llamada telefónica de David Figueras que es uno de los editores de la casa, de Planeta. Y simplemente dijo : Oye ¿estáis aquí? Sí. Pués si queréis pasaros por la editorial y conversamos un rato. A pues muy bien, había tiempo de sobra fuimos a la editorial, estuvimos conversando […]  y ya tomamos otro taxi y David nos acompañó a la iglesia. David iba delante con el chófer y Blanca y yo detrás. Y en un momento determinado en el recorrido a  la iglesia David se vuelve hacia a mí y me dice : Oye, por cierto, tengo q darte una noticia, en Septiembre vamos a publicar “Existió otra Humanidad”. Yo me quedé pálido y muy contento al mismo tiempo. Esta es una especie,,, uno de los pactos que yo suelo establecer y que creo que es lo suficientemente elocuente para que ustedes , el que no haya leido estas historias, entienda y sepa de que estoy hablando. Por supuesto José Manuel Lara Bosch está vivo desde mí punto de vista. “

pactos-y-señales-2

La presentación continúa con varios ejemplos de estos pactos y señales a cual más increible. Sinceramente y creo que soy muy pesado y que me repito, pero algunos de estos casos son mejor escucharlos desde la propia voz de Juanjo José Benítez. Por ello os remito a la grabación de audio que Noticias del Misterio  hizo del evento.

No me deja de sorprender en los turnos de preguntas del público la gran cantidad de número de experiencias de gente que ha tenido todo tipo de experiencias. La que me impresionó personalmente mucho fue la de una mujer cuyo familiar fallecido interfirió en una llamada de teléfono entre ella y su hermana para comunicarla que estaba bien, repitiéndolo hasta tres veces. Ante estos testimonios uno no deja de preguntarse, porque se duda tanto de que haya otro lado pese a que no lo sepamos explicar. Por suerte, existen libros como Estoy bien o Pactos y Señales que mandan ante todo un mensaje de esperanza para todos aquellos que se han preguntado que si lo seres queridos que ya han partido están en un lugar mejor.

pactos-y-señales

Al final del libro, del cual llevo algo más de 230 páginas y del que daré cuenta en la sección de biblioteca cuando lo termine, J. J. Benítez realiza 101 (palo cero palo) conclusiones inevitables. 101 señales que son profundas reflexiones del autor. Y es cierto que todos recibimos señales. Tan sólo es que o no estamos dispuestos a escucharlas o simplemente las obviamos sumidos en nuestros problemas cotidianos. A veces , y esto es mí opinión personal, hemos abandonado lo transcendente, lo que realmente importa, por  problemas que creemos super importantes pero que realmente no son nada más que anécdotas en un camino que va más allá.  Pero esos pactos y señales responden no a preguntas superfluas si no a preguntas que realmente tienen una transcendencia.

Afortunadamente tenemos libros como este que nos permite abrir los ojos. Y por suerte, gente como Benítez que comparte estos hallazgos. Como finaliza su libro:

“He recibido – y sigo recibiendo- otras señales (la mayoría de <<régimen interior>>), exactamente igual que usted. Si el Padre Azul me lo susurra las sacaré a la luz.”

Espero que eso sea muy pronto.

Nota: Otra de esas casualidades. Termino de escribir este post y consulto el alcance semanal de la publicación. 101. No tengo más que añadir.

alcance de la publicación