Las Noches del Misterio de Iker Jiménez |

Lunes, 25 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.'((Albert Einstein))



Las Noches del Misterio de Iker Jiménez


El pasado 17 de Abril, tuvo lugar  la primera charla dentro del grupo de conferencias llamadas “Las Noches del Misterio” que Iker Jiménez ha organizado y que complementan la exposición de Cuarto Milenio que se está desarrollando estos días en Madrid.  Esta es la crónica de esa noche que prometía ser apasionante.

Las noches del misterio

Las noches del misterio

La cita tal y como decía era el 17 de Abril a las nueve y media en el Palacio de Linares, ahora Casa de América. Las puertas se abrían con media hora de adelanto y ya había cola para el acceso  cuando yo llegué pese a que las entradas (agotadas ya desde hacía tiempo)  eran numeradas. El lugar donde se desarrollaba la conferencia era en el anfiteatro Gabriela Mistral, un espacio multiusos que esa noche se convertiría en nuestra particular nave del misterio.

En un vistazo rápido nada más entrar pude visualizar a varios miembros del equipo como a Javi Pérez Campos o Juan Villa situados al fondo de la sala. El recinto mediría unos 500 metros cuadrados y los grupos de asientos estaban divididos en tres bloques separados por pasillos, siendo el central con mayor número de sillas. Localicé mi asiento en la tercera fila y centrado respecto al escenario. Allí encontré una foto promocional de Cuarto Milenio con la imágen de Iker Jiménez y Carmen Porter sonrientes.

Foto promocional sobre las sillas

Foto promocional sobre las sillas

Las dos primeras filas parecían estar reservadas. Mientras me acomodaba y sacaba mi cuaderno pude ver a mí derecha un nutrido grupo y una fila organizada alrededor de Javier Sierra, que con su habitual amabilidad sonreía y repartía autógrafos a todos los que a él se acercaban.

IMG_9825

En el bloque de la izquierda, de los tres en los que se dividían los asientos, y en primera fila también vi a Cristían Gálvez (presentador de televisión y autor de entre otros libros Matar a Leonardo da Vinci) y al Doctor José Miguel Gaona que gentilmente también atendian a los fans que deseaban llevarse una foto de recuerdo. Poco a poco el silencio se fue apoderando de la estancia. En primer lugar apareció Carmen Porter que fue acogida con una calurosa ovación. Tras la presentación se pidió al público que desconectara o pusieran en silencio sus móbiles y que no hicieran fotografías para no romper el ambiente.  Las luces que hasta entonces habían permanecido encendidas fueron apagándose dejando tan solo sendos focos alumbrando tenuamente el escenario en el que hasta entonces las palabras Noches del Misterio habían estado proyectadas sobre una pantalla que hacía de fondo. Iker apareció por el lado de la izquierda vestido con una chaqueta de finos cuadros, camisa negra, cinturón marrón, vaqueros y deportivas. Un micrófono en su pecho potenciaba la familiar voz que comenzó a hablar al público expectante que aplaudió con entusiasmo nada más aparecer. La nave despegaba.

El tema de la conferencia trataba algo tan complejo como que es el alma. En aquella oscuridad, y con las músicas habituales que acompañan el lecho sonoro de Milenio3 Iker comenzó a hablar del Universo y el alma. En la pantalla se proyectan mientras tanto imágenes de redes neuronales y de galaxias mientras nuestro guía se paseaba de izquierda a derecha y de derecha a izquierda en el escenario, más en una conversación consigo mismo que un monólogo bien ensayado. Y es que Iker no lleva ningún tipo de papel, apunte o nota. Tan solo en sus manos un bolígrafo negro que sujeta con firmeza.  Nos explica como las grandes cuestiones que han inquietado al hombre tales como ¿quienes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Siguen sin respuesta. Al igual que hechos como porque un feto comienza a soñar a las 33 semanas o sobre que es lo que sueñan. Todo ello sigue siendo un misterio. También remarca la existencia de una poda sináptica que el cerebro sufre al cumplir los siete años. Un acontecimiento que parece nos desliga de ese algo inefable que sospechamos pero no podemos comprobar.  Por arte de mágia y gracias a la convinación mágica de la voz de nuestro chamán particular, la música y la proyección de imágenes volamos hasta el interior de una cueva donde un primigenio fuego chisporretea mientras la silueta de Iker se recorta frente a ella. La música de Yulunga y las imágenes de seres antropomorfos de la prehistoria nos transportan hasta el momento de un cambio transcendental para el periodista. Su visita a las cueva de Altamira. Allí, y en la soledad de la cueva contempla durante dos horas aquellas pinturas realizadas por los primeros hombres. Aquel shock fue tal, que su vida cambió para siempre. Una experiencia tan personal y profunda que como nos confiesa, no tenía palabras para describirlas pero que no obstante si que percibió como una idea clara.

“La naturaleza era buena.”

Javier Sierra mientras tanto sonrie sentado junto a Carmen Porter y Enrique de Vicente desde la primera fila. Quizás él también ha tenido algún tipo de experiencia parecida. Quién sabe. Miro alrededor y noto como el resto de la sala se encuentra como en trance. La gente apenas pestañea como hipnotizados. Para mí gran sorpresa mi bolígrafo descansa entre mis dedos mientras que en el cuaderno de notas la página aparece en blanco. ¿Qué ha sucedido?

De aquella experiencia Iker, que parece un tanto transfigurado, comenta:

“Sentí la luz, pero no la ví.”

“Yo no soy un iniciado, no te voy a enseñar nada que no lleves dentro.”

“Allí había un enigma que debía resolver.”

Finalmente olvido de seguir tomándo notas mientras Iker pronuncia la palabra Chamán con tal intensidad  y potencia como nunca antes la había escuchado. La charla continúa mientras dos enormes recreaciones de Juan Villa son testigos mudos de lo que ocurre en la cueva. Subjetivamente tengo la sensación de que el Gigante de Cerdeña, parece observar al público.

Un mudo observador vigila al público

Un mudo observador vigila al público

La siguiente cuestión era en que momento esa relación con la naturaleza se había roto. ¿que había ocurrido? Haciendo un recorrido por la historia visitamos a los maestros de los grandes pensadores, concretamente a Epiménides, el cual tuvo una relación muy especial con el mundo de los sueños. Seguimos viaje visitando Gobleki Tepe, la edad Media y el mundo actual. Finalmente Iker concluye con la reflexión de un chamán que conoció el cual le hablaba de como se ha perdido la conexión de los hombres con su alma y cómo corremos el peligro de que algún día intentemos volverla a recuperar y esta esté fuera de nuestro alcance…  En ese momento miro al resto de los presentes que parecen sufrir una especie de estado alterado de conciencia mientras las imágenes de alguno de los cuadros de Goya aparecen y desaparecen de la pantalla. Rememorando el libro de Los Duendes del Prado, Iker habla de como el artísta es quizás el último chamán. Capaz de sintonizar con aquello que nosotros ya no podemos. También tiene palabras para el arquetipo del delimitador. Aquellas personas que con su actitud intentan recortar las posibilidades, el poder de ser diferente, de salirse de lo pre-establecido. La charla va llegando a su final mientras Iker con su poderosa voz para la comunicación nos motiva para ir más allá de lo preestablecido. Sobre que valemos mucho más de lo que pensamos sobre nosotros mismos.

Tú eres mucho más importante de lo que te han dicho.Tú tienes todas las posibilidades del universo contigo. No te limites. No vayas por la vida cabizbajo pensando no se que  engatusado por los estímulos más primitivos que nos quieren dar a los hombres de verdad. Yo creo que tenemos ese alma. Esa conexión. El alma que nos hace singulares. El alma que no podemos vender a ningún precio.

Concluye la charla y las luces nos vuelven a traer a la realidad. Iker sale del escenario muy rápido. Realmente me deja un tanto perplejo. También a Carmen, su mujer. Que sale al escenario mientras hace tiempo para que Iker vuelva a reaparecer. Iker, tras unos minutos de espera reaparece dispuesto ahora sí al turno de preguntas.  Resulta muy curioso que más que preguntas, hay agradecimientos. Agradecimientos por los vínculos que se han creado a raíz de los programas de televisión y radio entre miembros de una familia. Del impulso que ha dado a personas a seguir hacia delante por tragos muy duros. Es entonces cuando me doy cuenta la diferencia de otros programas de temática del misterio. No digo que sean mejores ni peores. Lo que si veo es el vínculo tan especial que se ha creado alrededor de un hombre que tal y como djo en la charla “a veces no me entiendo ni yo mismo” pero que conecta con algo más profundo que una simple audiencia. Quizás el alma de esas personas que le/los escuchan.

El público se acerca para saludar a Iker

El público se acerca para saludar a Iker

El experimento concluye y el viaje finaliza. Mientras aprovecho para ponerme en una de las filas para poder saludar a Iker y que me firme unos ejemplares de sus libros, observo alrededor la luz de cientos de personas  sonrientes.  Quizás esa sea la finalidad secreta de esa primera conferencia en las Noches del Misterio. Transmitir Luz.