La evolución humana unida al consumo de alcohol |

Martes, 19 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'¡El misterio! Sí, un misterio profundo nos envuelve. Cuanta más luz, más misterio.'(Thomas Carlyle)



La evolución humana unida al consumo de alcohol

monos borrachos

Es la típica pregunta que nunca te haces, pero cuando te la haces no puedes dejar de hacerlo. ¿Desde cuando el ser humano lleva consumiendo alcohol? Un estudio  publicado en  Proceedings of the National Academy of Sciences   sugiere  que nuestros ancestros humanos  podrían haber comenzado a ingerir alcohol regularmente hace 10 millones de años.

monos borrachos

Representación medieval

A través de herramientas de paleogenéticas se ha seguido el rastro de una de las enzimas responsable de que nuestro organismo pueda metabolizar el etanol (el etanol es el alcohol más usual que podemos encontrar en la mayoría de las bebidas alcohólicas), la enzima ADH4.  Dicha enzima ha estado presente en el código genético de los primates durante al menos 70millones de años. Para verificar esto se trazó la evolución genética de la enzima  usando las secuencias genéticas de 28 mamíferos diferentes. De este grupo de mamíferos 17 eran primates. De esta manera se sintetizaron hasta 9 “versiones” más primitivas de la enzima y se testeó su rendimiento. Las enzimas de nuestros ancestros primates no descomponían el alcohol pero los científicos descubrieron que cuando los oranguntanes y los ancestros humanos divergieron  hace unos 10 millones de años  se produjo una mutación en el ADH4, el cambio de un solo aminoácido  hizo que la enzima pudiera metabolizar el alcohol 40 veces mejor que lo hacía antes. 

Orangutan

Foto:Wikipedia

Es pausible que esto ocurriera justo en el momento en el que nuestros antepasados comenzaran a abandonar las ramas de los árboles para comenzar una vida más terrestre. La búsqueda de alimentos les llevaría al consumo de frutas caidas en el suelo y que debido a al fermentación contendrían alcohol. Sin esta evolución, este tipo de frutos hubiera sido letal. También los científicos especulan con la idea de que el gusto por los alimentos fermentados venga desde entonces.

Los investigadores  les interesaría estudiar la evolución de otras enzimas que metabolizan el etanol  para poder rastrear más en detalle la relación entre los seres humanos y esta sustancia que para algunos  es intoxicante mientras para otros es desinibidora. Sea como fuese, si bebéis este fin de semana ya sabéis, brindad por esos ancestros que evolucionaron para disfrutar de vuestra bebida.

mono brindando