La conspiración dulce |

Lunes, 25 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.'(Carl Sagan)



La conspiración dulce

conspiracion-azucar-2

La rata de laboratorio observó por un momento el dispositivo. Por una parte una dósis directa de cocaína líquida de la cual era dependiente. Por otra, una mezcla dulce de agua con azúcar. No lo dudo y activó el mecanismo para conseguir su recompensa al igual que habían hecho entre el 80 y el 90% de sus congéneres, un festín para su pequeño cerébro . Un chute de azúcar.

 


conspiracion-azucar-2

Imágen cortesía de turchuk.com

 

Serge Ahmed, especialista en adicciones en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Bruselas intentaba medir de forma más precisa el nivel de adicción de las ratas a la cocaína líquida. Para ello había colocado además de la droga, agua azucarada en otro recipiente esperando que las ratas adictas eligieran la droga. Pero el resultado no fue el esperado y entre el 80% y el 90% de los animales se decantaron por el azúcar, superando así la adicción a la cocaína que se les había inculcado. Pero, ¿porque? Estudios posteriores revelarían algo importante, y es que el azúcar, al igual que muchas drogas hacía que el cerebro generara Dopamina que es una hormona relacionada con el placer.


La historia del azúcar viene de muy antiguo. La caña de azúcar es originaria de Nueva Guinea, desde donde saltaría a China y sobre el año 4.500 a.C. pasaría al cercano Oriente. El primer documento escrito en occidente sobre la caña de azúcar lo traería en el siglo cuarto antes de Cristo un almirante de Alejandro Magno que posiblemente pudo probarla en la India y de la cual diría :

“Existe una clase de caña que produce miel sin la intervención de las abejas”

Ya en época romana (s. I) el azúcar era conocida como ‘sal de la india’. En el siglo VII era común su uso en la comida árabe y en el siglo X llegaría a España. Durante su segundo viaje a América Colón llevó cepas de esta planta que conocía bien dado que era el negocio familiar de su primera esposa. Ya en el nuevo continente tuvo claro que allí sería un clima ideal para este tipo de cultivo. Durante los siglos XVI y XVIII su uso era exclusivo de las élites aunque se conocía por todo el mundo. El comercio de este producto que dejaba pingües beneficios y del cual se obtenía una de las bebidas más populares (el ron) hicieron que se creara el llamado triángulo de azúcar. El azúcar era importado a Europa del nuevo mundo. Se procesaba y se creaba ron con el cual se usaba como moneda de cambio por esclavos africanos que eran enviados a América a las plantaciones de azúcar. El descubrimiento de la remolacha como generador de azúcar hicieron que la producción del azúcar en el mundo aumentara aún más. En el XIX su uso se popularizó. Hoy en día la producción anual de azúcar supera las 150 millones de toneladas y podemos encontrarla en el 90% de los productos alimenticios que encontramos en un supermercado.¿Pero porqué ese uso tan extensivo en nuestra alimentación? ¿Porqué gusta tanto? ¿A quien beneficia?

anuncio-de-azucar

Cuando terminó la guerra en EEUU se dieron cuenta que agregando una pizca de sal y grandes cantidades de azúcar hacían que los productos alimenticios eran mucho más apetecibles haciendo que el consumidor tuviera una necesidad de volver alimentarse de estos productos manufacturados incluso a horas a las que el cuerpo no estaba habituado a realizar ingestas. Esto obviamente se convirtió en la gallina de los huevos de oro. Se creaban productos que gracias al azúcar y a la dopamina generaban una adicción entre los consumidores que no podían esperar para consumir su bollo, cereales,,, favoritos.

 


Howard Moskowitz



 

No obstante la industria necesitaba seguir aumentando sus ganancias y buscaban nuevos métodos para generar mayor dependencia a esos productos tan apetitosos. Necesitaban por así decirlo de una forma infalible para enganchar al consumidor. Es justo aquí donde entra en escena el llamado “Doctor Felicidad”. Tras este simpático mote se esconde el Doctor Howard Moskowitz. Este matemático graduado en Harvard trabajó para el ejército de los E.E.U.U. buscando la forma de solucionar un problema que los militares se habían encontrado al proporcionar a sus tropas los llamados Meal, Ready-to-Eat (MRE). Estas raciones enlatadas contenían lo que en su criterio era la cantidad idónea de calorías necesarias pero al ser una y otra vez la misma ración hizo que los soldados acabaran tirándolas hastiados por su repetitivo sabor. Algo que parece de sentido común (a cualquiera que repita durante varios días la misma comida acaba hastiándole) fue lo que descubrió Moskowitz y que llamó “saciedad sensorial específica”. Una vez descubierto esto había que intentar crear una fórmula para engañar al cerebro. Una mezcla de sabores que activaran todas las papilas gustatívas sin un sabor distintívo único para que el cerebro no entendiera que debía de parar de comer. Esa mezcla perfecta de azúcar sal y grasa sería llamada “El Punto de la Felicidad” – “Bliss Point”.

PUNTO-DE-LA-FELICIDAD

Con toda esta experiencia previa el “Doctor Felicidad” pasó a convertirse en asesor de la industria alimenticia. Su primer gran éxito para la industria vendría con la formulación del refresco de soda Cherry Vanilla Dr Pepper (actualmente en propiedad de la multinacional CocaCola). Gracias a un estudio de catas a lo largo de todo el país Moskowitz consiguió un producto tan adictivo que las ventas se dispararon. Tras este super éxito otras compañías como General Foods, Kraft , Campbell Soupo PepsiCo contarían de los servicios de este peculiar alquimista para mejorar sus productos. ¿Pero a qué coste para las personas?

 


sugar-crips

Imágen: usuario pintrest Beverly Bauser



 

Con el tiempo los problemas de salud tales como caries u obesidad no se hicieron esperar, pero estaba claro que no se podía dejar escapar así como así a la gallina de los huevos de oro. Es por esto que la industria alimentaria trató por todos los medios tapar todos aquellos informes que pudieran fastidiarlos el negocio. En Marzo de 2015 unos investigadores publicaron en la revista PLOS Medicine un estudio sobre más de trescientos documentos internos de la industria azucarera de entre 1959 y 1971. En estos documentos se ve las presiones y manipulaciones sobre Programa Nacional para las Caries (NCP en sus siglas inglesas). En palabras de los investigadores

“La industria azucarera no podía negar el papel de la sacarosa en la caries dental dada la evidencia científica[…]Por lo tanto, adoptaron una estrategia que consistía en desviar la atención hacia intervenciones de salud pública que consistiesen en reducir los daños del azúcar en lugar de restringir su consumo” (Declaraciones publicadas en El País)-http://elpais.com/elpais/2015/03/10/ciencia/1426004228_642425.html

El resultado de esta presión y manipulaciones hicieron que en este caso que el Estado aceptara el 78% de las propuestas realizadas por la industria del azúcar para reducir o evitar las caries pero obviando posibles estudios de cómo algunas comidas o productos pueden generar caries. Las consecuencias de estas medidas es que este organismo no consiguió reducciones significativas en el número de pacientes con caries.

Igual de sangrante era el caso en el que entre 1967 y 1970 la Fundación para la Investigación del Azúcar organizó un concurso con 12000$ de premio para proyectos que buscaban una vacuna humana contra las caries o enzimas que las inhibieran. Lo curioso es que los 269 proyectos eran financiados por la industria y contaban con un presupuesto de 120.000$. Pero ninguna de las propuestas atacaba a la base del problema, el azúcar.

 


Sistema de Semáforos. Imágen:http://tna.europarchive.org/

Sistema de Semáforos. Imágen:http://tna.europarchive.org/



 

Pero no hace falta irse tan atrás en el tiempo ni al otro lado del charco para encontrar casos iguales. Aquí, en la vieja Europa, en el parlamento Europeo se han dado casos donde los lobbys han intentado ( y me temo conseguido) dirigir a la organización Europea. Es el caso de las votaciones en Marzo de 2010 sobre un nuevo tipo de etiquetado para los productos con azúcar basado en el modelo británico donde un código de colores parecido al de semáforo indica la cantidad de hidratos de carbono, proteínas, etc contiene el producto. Este tipo de codificación permitiría rápidamente ver una comparativa de los productos y su contenido nutricional.

 


Sistema de Semáforos

Sistema de Semáforos. Imágen:luciliadiniz.com



 

Obviamente esto no gusto para nada a la industria que veía muy peligroso ver como sus productos se llenaban de puntos rojos en sus etiquetas. A cambio proponían un sistema (que podemos ver en cualquier producto en casa) de porcentajes nada claros. Por ejemplo, un producto X tiene el 12% de la cantidad recomendada de consumo diario de calorías medio para un adulto. Dicha medida también se corresponde a productos dirigidos al público infantil. ¿Por qué entonces ponen la cantidad recomendada para un adulto? No sería más sencillo un etiquetado con el número de gramos de azúcar por cada 100 gr del producto. Sea como fuera, el día de la votación los parlamentarios encontraron en sus mesas instrucciones sobre que votar, y o sorpresa, no era un documento oficial. Era un documento creado por la misma industria que los agasajaba con comidas informativas y desayunos instructivos. En el siguiente reportaje que recomiendo encarecidamente vemos este caso y más que se han dado en el país vecino Francia.


Aunque la relación con el cáncer no ha sido probada, si se suele citar que las células cancerígenas pueden procesar la glucosa para alimentarse y reproducirse. También el azúcar alimentan las bacterias cándidas que en un aumento descontrolado puede producir entre otros síntomas deseos de comer dulces e hidratos de carbono, alergias excesivas, cansancio extremo, irritabilidad excesiva , gas e hinchazón abdominal, obesidad o pérdida de peso ,diarrea o estreñimiento…

 


638px-Esophageal_candidiasis_(2)_PAS_stain

«Esophageal candidiasis (2) PAS stain» de KGH



 

Como muchas de las críticas van dirigidas al número de calorías que aporta este producto , la industria alimentaria ha usado edulcorantes artificiales en sus productos Light, estos reducen el consumo de calorías pero las células perjudiciales son capaces de alimentarse de ello y reproducirse. Quizás la estevia pueda presentar una alternativa más natural pero por supuesto también tiene sus detractores.

Si bien la implementación de grandes cantidades de azúcar en los productos y el desarrollo de la fórmula de la felicidad han tenido el papel estelar en el cambio de los hábitos de consumo de las personas no debemos olvidarnos tampoco de la publicidad. Publicidad que nos bombardea de forma continua y sin piedad, prometiendo deliciosos e increíbles sabores y texturas en productos que llegan a tener entre un 45% y un 65% de azúcar en su composición. Aquí la psicología de los anuncios , el marketing juega un papel vital para hacer que empecemos a desear un producto o que nuestros hijos llamados por los cantos de sirena de llamativos dibujos nos pidan encarecidamente tal o cual producto.

 


conspiracion-azucar

Imágen cortesía de turchuk.com



 

Al menos resulta sospechoso que los lobby sean tan poderosos que nadie haga nada. Y no me dejo de preguntar que si en realidad todo es una confabulación para matar a parte de la población mundial. ¿Qué es más barato? Una sociedad que trabaja, consume y muere pronto ó por lo contrario gente mayor que no produce, con pensiones paupérrimas y que no consumen y que además necesitan de gastos médicos continuos. Lo que resulta inquietante notar que esa dependencia por el polvo dulce está instaurada en el ADN de nuestra sociedad que sería imposible implementar un sistema más saludable de consumo de alimentos.

Fuentes:

http://tna.europarchive.org/20120419000433/http://www.food.gov.uk/multimedia/
pdfs/publication/foodtrafficlight1107.pdf
http://diarioalfil.com.ar/2014/01/23/inglaterra-fuerte-pelea-por-el-cliente/
https://luciliadiniz.com/enxergando-os-limites/
http://www.cadizdirecto.com/la-conspiracion-del-azucar.html
http://es.sott.net/article/15546-El-lado-amargo-del-azucar
http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/07/25/secretos-de-la-industria-del-azucar.aspx
http://www.elmundo.es/salud/2015/03/10/54ff507de2704ea8168b456e.html
http://elpais.com/elpais/2015/03/10/ciencia/1426004228_642425.html
http://www.larazon.es/atusalud/la-industria-de-ee-uu-oculto-en-los-70-los-efectos-perjudiciales-del-azucar-FY9144052#.Ttt1Dsa7b4dLaxZ