La realidad histórica de la Atlántida |

Viernes, 21 de Julio de 2017 \ Edición España

'Estoy en el borde de los misterios y el velo es cada vez más y más delgado.'(Louis Pasteur)



La realidad histórica de la Atlántida


             Cuando normalmente se lee una última noticia o libro acerca del tema de la Atlántida, es casi seguro que nos encontraremos ante un refrito o una vuelta de tuerca sobre algo que ya se ha escuchado con anterioridad. Basta acudir al navegador más conocido para corroborar esto. No obstante, entre este mar de libros  que año tras año se publican, existen algunos que rompen moldes. Raras excepciones  que intentan aportar algo más y en el caso que nos ocupa, dar una visión completamente novedosa a un tema ya manido.

La realidad histórica de la Atlántida

Portada del libro

             “La realidad histórica de la Atlántida” se trata de un ensayo surgido tras 20 años de investigación exhaustiva por parte de su autor, Javier Recuenco. Noticias del Misterio ha tenido la oportunidad de poder entrevistarle  y conocer de primera mano sus impresiones y descubrimientos.  Descubrimientos, no obstante,  que han levantado cierta polémica entre expertos en el tema y que no están nada de acuerdo con sus teorías.  Pero  el autor defiende que todo lo dicho por él en el libro ha sido fruto de una concienzuda investigación y  que esto le ha llevado a recrear artefactos antiguos , visitar lugares en busca de pistas, acumular pruebas y desaprender lo aprendido para descubrir por si mismo. Un viaje que comparte con el lector en su libro.  Esta es la entrevista que tuvimos con él.

Javier Recuenco

Javier Recuenco

¿Qué primer dato u objeto te hacer pensar, “voy a investigar sobre la Atlántida”.

Sin duda el  primer objeto fue el disco áureo de Bensafrim, la representación del mismo me hizo plantearme seriamente una relación con la representación de la capital atlante.

 

-¿Cómo llega hasta tus manos y qué fue para ti “redescubrir” el disco áureo y relacionarlo con la Atlántida?, algo que antes nunca nadie había hecho.

 Fue en una biblioteca leyendo un libro donde se mostraban los tesoros más representativos encontrados en España y Portugal sobre Tartessos. El libro proporcionaba un “calco” del disco áureo el cual pude estudiarlo a fondo encontrando detalles que se corresponden con la información que Platón nos transmitió en sus diálogos Timeo y Critias sobre la Atlántida. Me quedé sorprendido que nadie lo hubiera relacionado antes con la Atlántida y aún más que tampoco se hubieran traducido los signos que contiene.

 

-Hay escritores que llevan también mucho tiempo estudiando la Atlántida y no han querido ni contemplar ni estudiar los datos científicos que tú aportas. ¿Por qué crees que hay este miedo a lo diferente o al dogma ya establecido?

Escribir sobre la Atlántida y hacerlo desde un enfoque histórico-científico es complejo, se deben mostrar evidencias de su realidad, analizarlas y contextualizarlas dentro de la historia “oficial”. Es más sencillo no salirse del dogma oficial y escribir sobre la Atlántida desde la novela de ficción, donde no es necesario demostrar nada de forma razonada.

 

-Cual ha sido el descubrimiento que más te impresionó, el que más te marcó para decir, “voy por el buen camino”.

 Sin duda ha sido el lebes de “La Doma” encontrado en San Miguel de Liria donde según mi criterio se describe paso a paso la vida en la capital atlante, al cual llegué investigando la importancia del caballo dentro del “mito” y en concreto por la traducción etimológica del disco áureo de Bensafrim.

 

-Ahora, después de la publicación del libro, ¿cuál es para ti el siguiente paso?, ¿Qué te gustaría que sucediese?

Mi siguiente paso es divulgarlo lo máximo posible y en la medida que pueda profundizar en las conclusiones expuestas. Me gustaría que este ensayo ayude a certificar que la Atlántida es una realidad histórica.

 

-En el libro expones que los Konios, junto al estudio etimológico de KONI y su expansión geográfica, podrían ser los propios Atlantes invadiendo otras tierras coincidiendo con lo descrito por Platón en sus ensayos. De poderse investigar y refutar que fue así, ¿Cómo podría afectar a lo aceptado como verdad incuestionable hasta ahora?

Sería necesario re-escribir parte de nuestra historia, admitiendo la Atlántida como una realidad y  permitiendo abrir las puertas a una investigación multidisciplinaria sin prejuicios que esclarezca su alcance real. 

 

¿Qué significaría para ti, a nivel personal, haber sido la persona que ha encendido esa mecha para empezar a apuntar en la buena dirección?

El saber que todo el esfuerzo y sacrificio que ha supuesto publicar este ensayo ayuda a desmitificar la Atlántida como ya sucediera con Troya.

 

-¿Qué sentías cuando “tirabas de la manta” y veías tanta simbología similar en pinturas y cerámicas de pueblos y tribus muy distintas y sin conexiones aparentes?

Primero sorpresa pues la información ya estaba ahí desde siempre y luego el poder ver como se confirmaban las bases sobre la cual parte la investigación de una forma coherente, simple y razonada.

 

-Si la Atlántida, junto a la acrópolis del imperio, se hundió y desapareció pero su civilización se expandió e invadió otros territorios. ¿Por qué crees que no se conservan más objetos que cuenten el origen y la leyenda de esta ciudad creada por los dioses?

Según Platón los Egipcios tenían los textos originales que trataban sobre la Atlántida, quizá algún día se encuentren. Tengo la confianza que con el tiempo se encuentren más objetos que aludan a la Atlántida, quizá ya estén ahí en algún museo, expuestos o no, esperando a ser redescubiertos o simplemente estén enterrados o hundidos.

 

-¿Qué parte crees que hay de cierta y que parte de leyenda hay en la historia de la Atlántida?

Actualmente la considero cierta, matizando algunos detalles por ejemplo: la Atlántida fue una isla no un continente y el tamaño narrado por Platón correspondería al imperio conquistado.

 

-¿Por qué este libro? ¿Qué le dirías a alguien que está indeciso entre comprarse, por ejemplo, un libro de Georgeos Diaz-Montexano y comprarse el tuyo?

Existen muchos libros y muchos autores que tratan el tema de la Atlántida, no soy quien para decir que libro comprar o no a nadie, personalmente he comprado todos los que he podido dentro de mis posibilidades. Ahora bien, mi ensayo plantea un nuevo enfoque e incorpora las bases documentadas para entender el alcance de la Atlántida por lo cual es potencialmente interesante tanto para un lector neófito del mito como para un lector conocedor del mismo.

 

-Imagino que sigues investigando y recabando nueva información. Si pudieras cambiar o añadir algo a tu libro, ¿que sería?

Efectivamente, es inevitable seguir investigando y sigo profundizado más sobre las conclusiones. Añadiría mucho más detalle a la información que expongo en el ensayo y lo documentaría aún más; para mi este ensayo es sólo la punta del iceberg de una investigación multidisciplinar donde espero recibir ayuda de otros investigadores para eso lo he publicado.

 

-Y para terminar. Para alguien ajeno a la arqueología o al periodismo, es valiente y costoso dedicar tiempo a hacer una tarea de investigación tanto de campo, como documental. ¿Qué le dirías o que le aconsejarías a las personas que se puedan encontrar en la misma situación en la que te encontraste tú hace veinte años y que sienten el impulso o la pasión de investigar y de indagar sobre algo desconocido?

 Que se dejen guiar por sus pasiones pues, se llegue o no a un resultado, el esfuerzo invertido siempre merecerá la pena aunque sólo sea para descubrir por el camino nuestra verdadera historia y las mitologías que la rodean.

“La realidad histórica de la Atlántida” es ante todo un libro valiente y arriesgado al querer romper con algunos dogmas implantados acerca del mítico continente.  Y si bien el tiempo le dará o quitará la razón  a alguno de los aspectos que se apuntan en él , es bien cierto que a veces se hace necesario una revolución en los planteamientos para que los conceptos e ideas evolucionen. Los datos están ahí, las claves están ahí y en palabras del autor “señores, existen muchos objetos y tallas que nos pueden estar hablando de la Atlántida y no los estamos escuchando” Las horas y entusiasmos dedicados al tema por el autor queda palpable en cada una de las páginas que se compone su ensayo y quizás sean estas páginas las que abran  una nueva puerta para otros investigadores que quieran abrir sus miras  e ir más allá. 

Desde aquí agradecer al autor su amabilidad al contestar nuestras preguntas y recomendar a todos los lectores este libro que sin duda les resutará  cuanto menos apasionante.   Podéis localizarlo en este LINK.