Javier Pérez Campos en las VII Jornadas de Parapsicología |

Martes, 19 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.'((Albert Einstein))



Javier Pérez Campos en las VII Jornadas de Parapsicología

Javier Pérez Campos

El pasado lunes 26 noticias del misterio acudió como oyente a la conferencia ofrecida por Javier Pérez Campos en el marco de las charlas que todos los años organiza el grupo Hepta. Para ello nos desplazamos hasta la calle Juan Bravo 13 de Madrid mí compañero Blaze y yo. Esta es la crónica.

Javier Pérez Campos

Javier Pérez Campos durante la charla. Foto: Blaze para Noticias del Misterio

Para todos aquellos que no han tenido la oportunidad de acudir alguna vez a ninguna de estas Jornadas de Parapsicología que este año cumplía su séptima edición os comentaré que el lugar en la que se celebran es en un salón de actos dentro del colegio Jesús María y su precio es de 10€. El edificio es espectacular, y tanto fuera como por dentro ofrece una potencia emocional importante, sobre todo si como es mi caso  acudís al anochecer, cuando las aulas duermen y los imponentes techos altos hacen que cada susurro resuene por el gran espacio.   En la entrada al salón de actos nos encontramos con la cajera que no es más ni menos que Paloma Navarrete, que con su habitual simpatía distribuye las entradas de forma eficiente y rápida ayudada por Piedad Cavero. En la mesita donde se cobra también podéis encontrar libros tanto de Paloma como de Sol Blanco Soler que podéis aprovechar para adquirirlos y llevároslos firmados. Es la propia Sol la que con una sonrisa nos cede la entrada al salón de actos.

La sala es de mediano tamaño y se encuentra muy concurrida. Alguno de los otros miembros del grupo Hepta que hacen labores técnicas ponen apunto el micrófono y el ordenador. Sobre una gran pantalla aparece en grandes letras el título de la conferencia. “En busca de lo imposible”. Javier está junto el escenario, se acomoda, le ajustan el micrófono y comienza la charla agradeciendo al grupo Hepta su invitación.  Una invitación que coincide casualmente con los diez años que este periodista tan joven lleva conviviendo el misterio. Y es que como el mismo nos cuenta, hace ya muchos años tuvo la oportunidad de entrevistar al propio fundador del grupo Hepta, el padre Pilón aprovechando la visita  de este a la ciudad natal del periodista y que  casualidades o no y como un guiño del destino ahora se encontraba delante de nosotros a punto de dar una charla en unas conferencias que el propio padre Pilón creó. Estoy seguro que el grupo Hepta subirá Online antes o después esta conferencia  así que he preferido continuar el artículo contando mis impresiones personales acerca de la charla y lo que la envuelve, dejando al lector que sea el mismo el que escuche a Javier relatando la evolución histórica de lo que conocemos espectros desde la prehistoria hasta la actualidad y de algunos de los casos que ha investigado en primera persona.

Javier Perez Campos destaca sobre todo por su franqueza, una persona que en la forma y  el modo en la que se expresa, transmite. Vive lo que cuenta. Habla con sinceridad y desde la experiencia. También habla sobre el lado humano de las investigaciones, en donde el periodista también es persona y reacciona a un miedo tan cotidiano como las arañas y lo cuenta sin tapujos.  O por ejemplo compartiendo  con nosotros su experiencia en Belchite, donde pudo ver una luminaria a escasos metros desde donde él se encontraba.  En este punto aprovecho el turno de preguntas y  le pregunto cómo vivió en primera persona esa transformación  donde el periodista, el contador de historias se transforma en testigo. Y su respuesta fue que más que miedo, sintió curiosidad. Y como testigo compartió por un instante algo que tienen en común los que han presenciado lo insólito y es auto preguntarse, ¿cómo me van a poder creer? Pero él está seguro de lo que vio y lo expresa  tan gráficamente como decir que pondría su mano en el fuego  de estar seguro  de lo que vio y que en realidad le sirvió como aliciente para seguir por esta senda.

Algo que personalmente siempre me ha llamado la atención cuando he acudido como oyente a estas jornadas es el carácter familiar de las charlas.  Durante el turno de preguntas, las interacciones entre público, ponentes  y Hepta crean un vínculo muy personal. Una energía de la que se llena toda la sala y es muy especial. Y en esta ocasión no fue menos.  En varias ocasiones intervinieron Paloma Navarrete y Sol  para  apuntar ciertas cosas y complementar las historias que contaba Javier, al que Paloma  llama su “Caballero Andante”.

Y creo que es una buena definición para este caballero contador de historias del siglo XXI. Esperemos que en su andadura siga recopilando más historias y compartiéndolas con nosotros.  La conferencia termina y el público se le acerca para pedirle alguna dedicatoria o cruzar algunas palabras sobre algún caso propio o comentar algún otro. Por nuestra parte nos despedimos con la mano y le deseamos lo mejor a este joven pero veterano investigador.