História de las películas de terror |

Viernes, 21 de Julio de 2017 \ Edición España

'A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.'(Carl Sagan)



História de las películas de terror


Desde la intimidad de una ajada butaca de un viejo teatro reconvertido en cine, la audiencia, poco acostumbrada al recién nacido séptimo arte, se contrae en sus asientos al ver las imágenes que en blanco y negro se proyectan en la muda pantalla. Sólo el ruido del proyector interrumpe el denso silencio que se ha apoderado de la sala. Asisten absortos. Embriagados de terror y temor a una proyección de una de las primeras películas de terror de todos los tiempos.

Frankenstein

Basta tener un poco de imaginación para visualizar a aquella sociedad de finales del siglo XIX y principios del XX que se maravillaba con los avances de la técnica asistiendo a una proyección de las primeras películas del género de terror que, con rudimentarios efectos, comenzaban a asomar en un incipiente género que a día de hoy sigue llenando salas de cine de gente buscando pasar uno de los más primitivos instintos. El miedo. ¿Pero desde cuando existe este tipo de género? Compren su entrada y acomódense en su butaca mientras comienza esta peculiar sesión de cine.

Se podría decir que el origen lo podríamos encontrar en aquellos burdos montajes fotográficos que algunos supuestos espiritistas hacían. En la llamada fotografía psíquica un espectro aparecía junto a las personas fotografiadas representando algún familiar fallecido , fantasma, calavera o similar atrezzo siniestro. Obviamente, el uso de la doble exposición era de uso común para fabricar este tipo de montajes. Lo que si quedaba claro que lograban su objetivo, impresionar y sobrecoger a las crédulas gentes.

Los hermanos Lumière

Los hermanos Lumière

Cuando los hermanos Lumière patentaron su cinematógrafo en 1895 se pudo decir que el cine nació como arte. Anteriormente el Zoopraxiscopio o el Quinetescopio habían logrado proyectar imágenes en movimiento, pero su eficacia y rendimiento era muy limitado.

Zoopraxiscopio : proyectaba imágenes situadas en discos de cristal giratorios en una rápida sucesión para dar la impresión de movimiento (Wikipedia)

Zoopraxiscopio : proyectaba imágenes situadas en discos de cristal giratorios en una rápida sucesión para dar la impresión de movimiento (Wikipedia)

Uno de estos fragmentos que los Lumiére comenzaron a proyectar era un esqueleto bailando. Resulta curioso que se eligiera esa temática tan siniestra, aunque no suena tan estraño viendo los antecedentes de los que antes hablabamos y que seguramente buscaban impactar al público asistente con esas imágenes.

De hecho, entre las personas que se encontraban cuando se presentó el cinematógrafo estaba Georges Méliès. Seguramente el nombre no les diga mucho a no ser que sean aficionados al cine pero si visualizan una luna con rostro,  en blanco y negro y con un cohete clavado en un ojo seguramente si les sonará. Se trata de su obra más célebre Viaje a la Luna (1902).

Fotograma de la película Le Voyage dans la lune

Fotograma de la película Le Voyage dans la lune

Pero esta no es su única película. De hecho tiene un enorme listado de películas a sus espaldas. Georges Meliés fue un hombre polifacético. Artista, empresario, mago, director de cine y creador de los primeros efectos especiales que se usaban en el cine (Por ejemplo , el stop trick)  fue un hombre inquieto y que supo innovar. ..

George Melies

George Melies

Suyo es el mérito de crear lo que podría considerarse como primer metraje de terror, “La mansión del diablo“(Le Manoir du Diable (1896)). Pese su corta duración (apenas 3 minutos) muchos de los arquetipos del miedo se reunían en este metraje. Brujas, murciélagos, damas blancas… se pasean en sucesión durante esta minipelícula.

Y he dicho bien, metraje. Porque por muy intensa que parezca la experiencia a los espectadores de la época, me temo que tres minutos se queda muy corto para definirlo como experiencia cinematrográfica. Hay muchas de sus películas que tratan temática de lo extraño pero las palomitas se están acabando así que dejenme que cambie el royo del proyector para viajar hasta la que sí es considerada como primera película de terror. Se trata de nada más ni nada menos que Frankenstein.

El monstruo recomponiéndose

El monstruo recomponiéndose

Esta versión de celuloide de la novela de Frankestein se rodó en 1910 por J. Searle Dawley bajo el auspicio de su productor Thomas Edison. Sí, sí, el archienemigo de Tesla. El Edison inventor de las bombillas de filamento. La película se rodó en tres días en un edificio en el Bronx que Edison poseía. En esta película existe un plano donde el monstruo se va regenerando y se ve como el esqueleto comienza a rellenarse de carne. Muy impresionante para la época. Lo cierto es que el doctor Frankenstein en esta película tiene más aspecto de mago que de científico pero no obstante hay ver la película con los ojos de los espectadores de su tiempo. Como anécdota decir que como toda buena película con encanto que se precie, esta permaneció en la creencia de que se había perdido ( dado que cuando se terminaba su reproducción esta era devuelta a la central y destruida para recuperar la emulsión de plata), conociéndose de su existencia a través de algún viejo catálogo .  No obstante Alois F. Dettlaff coleccionista de cine levantó la liebre cuando dijo que él tenía una copia de la película la cual se creía perdida por más de cincuenta años.

Cambiemos de nuevo de bobina y cojamos esta vez  El estudiante de Praga de 1913. Esta es una de las precursoras de lo que en años venideros vendría a ser el llamado expresionismo alemán.

El estudiante de Praga

Un terror gótico incipiente que junto a la película El infierno de Dante (1911)  mostrarían una forma de hacer cine más oscuro y siniestro.

El argumento sería el siguiente. Un estudiante llamado Balduin salva a una condesa de morir ahogada. Pero pobre como es no puede cortejarla. Es entonces cuando aparece el personaje  de Scapinelli  que le ofrece riquezas a cambio de algo que pueda llevarse de la habitación del estudiante. Balduin acepta inmediatamete y el anciano se cobra con el reflejo del chico en un espejo. Por supuesto, esto tendrá que acabar irremediablemente mal…

Saltamos de nuevo con nuestro peculiar proyector a los felices años 20. Es en 1920 cuando irrumpen en las pantallas varios títulos que dejaron sentados a la butaca a aquellos espectadores deseosos de estremecerse El Gabinete del Dr. Caligari (donde hacen presencia las alucinaciones, los sueños y  lugares que hoy en día siguen teniendo mala fama como los psiquiatricos), El Golem (donde un rabino crea una criatura de piedra para proteger a los judios de Praga de la persecución) y  Dr. Jekyll y Mr. Hyde.  El expresionismo alemán tiene en estas películas su máxima expresión hasta… creo que en la bovina de 1922 estan esas películas. Veámoslas.

En 1922 apareció Häxan: La brujería a través de los tiempos dirigida por Benjamin Christensen. La película está parcialmente basada en un manual alemán para inquisidores del siglo XV. Se hace un repaso de la brujería y de la hechicería. Sus imágenes inquietantes y perturbadoras son dignas de la peor pesadilla. Es la primera película de temática demoniaca y ocultista.

Häxan

Häxan

Ese mismo año llegó a las pantallas la que para mí es la mejor película de vampiros de la historia. Nosferatum. De esta película se ha dicho de todo. Y es que con  la imágen del vampiro calvo, con esas grandes garras que mira a la cámara es normal que se corriera la leyenda de que  había habido vampiros reales en el rodaje.

Después de estas llegarían otras muchas de las cuales invito al lector y al cinéfilo que investigue por su cuenta. Algunas de ellas son:

1923: El Jorobado de Notre Dame

1924: Las Manos de Orlac

1924: Museo de Cera

1925: El Monstruo

1925: El fantasma de la ópera

1926: Fausto

1927: El gato y el canario

Debido al tipo de embulsiones que se utilizaban en esas primitivas películas , el tiempo y su poco cuidado ha hecho que mucha de estas joyas cinematográficas se hayan perdido para siempre, pero no obstante, olvidadas en algún rincón durante años, algunas de estas películas han podido ser recuperadas y digitalizadas para de esta forma perdurar para la eternidad. Como puede verse con este viaje al pasado. El miedo, el terror, la fantasía a acompañado a este arte desde su nacimiento. Quizás es un buen momento para revisitar estas joyas y evitar que caigan en el olvido.  Espero que hayan disfrutado y vuelvan pronto a nuestra sala. Por cierto, ¿Y su entrada? Bueno olvídenlo. Esta corre de mí cuenta.  No olviden sus abrigos.

Fotograma de El Golem

THE END