Espíritus y fantasmas en el mundo del deporte |

Domingo, 23 de Julio de 2017 \ Edición España

'A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.'(Carl Sagan)



Espíritus y fantasmas en el mundo del deporte


fantasma-deporte

Hace algo más de una semana un titular bastante peculiar me hacía ojear con curiosidad las páginas de la sección de deporte de un periódico de tirada nacional. Supuestamente, un miembro del equipo galés de rugby llamado Dan Lydiate había visto en la habitación 1313 del hotel Oatlands Park a las afueras de Londres el fantasma del mismísimo rey Enrique VIII. Algo plausible en el caso en que se crea en esto dado que el edificio original fue mandado construir por este monarca. Tampoco hay que olvidar que el edificio también fue un hospital durante la gran guerra…


Oatlands Park Hotel

Oatlands Park Hotel Foto:Twitter

“Dan pensó que era Jake Ball (compañero del jugador  con barba pelirroja).  Alguien habló de Enrique VIII, pero no creo que estuviera allí […] Fue un problema los primeros días. Dan Lydiate lo vio y luego pudo volver a dormirse. Desde entonces, ‘Warbs’ no fue capaz de volver a pegar ojo, por eso estuvo algo cansado los primeros días. Ahora le han cambiado de habitación y todo parece volver a estar normal” Paul Stridgeon.preparador físico de los ‘dragones’.

La noticia, curiosa cuanto menos, me hizo recordar varios casos en lo que lo desconocido se había cruzado con algo tan aparentemente diferente en cuanto su energía como el deporte. ¿Habría más casos de los que recordaba? Estos son algunos de estos extraños casos que he podido recopilar.

Para todos los que el nombre de Eddie Park les resulte desconocido comentar que fue un pitcher zurdo de las Grandes Ligas de baseball en EEUU con un palmarés de más de 300 victorias. Falleció en 1926, pero según se cuenta esto no impidió que siguiera lanzando potentes  bolas desde el más allá. Según aseguran los antiguos inquilinos de la casa donde Eddie falleció a la edad de 50 años por un derrame cerebral, este estuvo jugando al menos durante un mes un partido espectral en el año 1996. Gruñidos, pasos invisibles y sonidos como de golpeo de bate contra una bola fantasmal fueron sufridos en la residencia. Pero ante estas historias no hay que perder la objetividad.  Así ocurre con esta que fue desmentida por los autores  Dan Gordon y Mickey Bradley.


Eddie

Eddie Park



Más trágica si cabe fue la muerte del luchador de la WWF en 1999 cuando Owen Hart  (más conocido como Blue Blazer) cayó desde lo alto del Kansas City Kemper Arena. Un posible fallo en la cuerda que le hacía descender sobre el cuadrilátero hizo que se precipitara hacia el vacío muriendo a causa del impacto. Tras este desgraciado incidente, se comenzó a rumorear entre los trabajadores del estadio que se había visto al espectro Owen caracterizado como el personaje que le había hecho célebre en el mundo del Wrestling caminando sobre las vigas del techo. También se han comentado luces que parpadean sin razón aparente. A continuación el video del accidente.



 

Y aunque a veces son los propios deportistas los que por desgracia parece que se convierten en espíritus existen otros casos donde son los jugadores vivitos y coleando son los que sufren de estas apariciones fantasmales y esto por supuesto afecta a su rendimiento. Al igual que en el caso que dio pie a este artículo algo parecido le ocurrió al jugador de cricket Shane Watson y sus compañeros del equipo de Ricky Ponting en 2005 cuando estaban alojados en el castillo de Lumley en Durham, Inglaterra.


Michael Kasprowicz

Michael Kasprowicz (jugador australiano) frente al castillo. Foto: http://www.abc.net.au



Durante su estancia varios de los jugadores y miembros de la prensa pudieron sentir cosas muy extrañas en este lugar. Fue el caso de la jefa de prensa australiana Belinda Dennet que fue muy explícita respecto a lo que vio y así lo declaraba al diario The Sun:

“Vi a los fantasmas. […] Te juro que estoy diciendo la verdad. Varios de los jugadores eran incómodos, aunque muchos de ellos en la mañana, dijeron que estaban bien, pero tal vez ellos estaban tratando de ser valientes. […] Miré por la ventana y vi una procesión de gente blanca caminando  fue increíble, muy atemorizante Luego volví a la cama y la persiana subió otra vez -. Y allí  había alguien mirando a través de la ventana. Sé que no estaba  soñando porque yo anoté la hora en mí teléfono. Sin duda, cuando empecé a contar mi historia, muchos de ellos no quieren saber los detalles”

Ya fuera  por la indiscreción de el conductor del autobús que les trasladó al castillo-hotel  que les destripó la historia o por algún otro suceso lo cierto es que  Shane Watson   abandonó su habitación (la 46 para más señas y donde supuestamente se cometió un crimen) para dormir en la de su compañero  Brett Lee. ¿Pero tenían motivos para estar asustados?


Lumley castle

Lumley Castle. Foto: www.virginexperiencedays.co.uk



Como todo buen castillo inglés que se precie este contaba con su propia leyenda. Según los lugareños la dueña del castillo llamada Lily Lumley fue torturada y asesinada cruelmente por unos sacerdotes católicos hayá por el siglo XIV. Después de su trágico final su cuerpo fue arrojado a un pozo cercano. Al parecer su espíritu vaga desde entonces por las estancias de su antigua residencia. Unos años antes (en el año  2000)en el equipo de gira de las Indias Occidentales  tres de sus miembros cambiaron de alojamiento profundamente asustados. Para aquellos que se animen, el hotel sigue abierto por si os interesa…

frontierfield

Estadio de Frontierfield. Foto: frontierfield.org



Pero  es que muchas veces ocurre que los lugares elegidos para construir los estadios donde disfrutamos de los deportes no son los más adecuados. Es el caso del estadio de Frontierfield en el estado de Nueva York y  hogar de los Rochester Red Wings. En 2005 se estaban acometiendo unas obras de acondicionamiento del lugar cuando del terreno de juego comenzaron a aparecer huesos humanos. No es de extrañar que en semejante caldo de cultivo, la aparición de espectros estaría servido en bandeja.  Y la relación de deportes con el mundo paranormal es un suma y sigue. En el Tiger Stadium, antes de que fuera derribado, los trabajadores veían apariciones, escuchaban ruidos y comentaban otros sucesos extraños como toques en el hombro y arañazos que se forman en sus brazos. Ni siquiera los jugadores de la NBA se libran de estos “percances” y son ya varios los jugadores  que en distintos lugares y  momentos han padecido estos visitantes no deseados.

Skirvin Hilton in Oklahoma City

Skirvin Hilton en Oklahoma City. Foto: Bull Phone en panoramio



Esto le ocurrió a algunos de los jugadores de los New York Knicks que apenas pudieron dormir unas pocas horas cuando se alojaron en  el Skirvin Hotel de Oklahoma. Construido por el magnate del petróleo W.B. Skirvin abrió sus puertas en 1911. La leyenda negra que arrastra este lugar es bastante triste.  Según se cuenta, el magnate tuvo un idilio con una joven camarera del hotel la cual dejó en cinta. Para evitar el escándalo en la época encerró a la pobre joven en una habitación de la planta superior. Aunque se pudiera pensar que cuando tuviera a la criatura su situación mejoraría lo cierto es que no fue así y desesperada por su situación agarró al bebé y se arrojó por la ventana.  Aunque el hotel cerró sus puertas en el año 1988 una profunda restauración lo puso de nuevo en funcionamiento aunque al parecer el espíritu de la joven al cual los empleados la llaman cariñosamente “Effie” permaneció anclado al lugar  y quien sabe si apareciéndose a huéspedes como Eddy Curry, el cual ocupaba en solitario  la décima planta desde donde se dice se arrojó la mujer.

“Me pasé casi todo el tiempo en la habitación de Nate Robinson. Realmente creo que hay fantasmas en ese hotel”(Eddy Curry)

“Ese sitio está encantado. Daba miedo. De verdad que lo creo”Jared Jeffries al ‘NY Daily News’

 


Jeff Ayres

Jeff Ayres Foto:Twitter



Otra historia más reciente es la que le ocurrió en 2014 a los Knicks en el hotel Claremont de California. Spurs Natio recogió las palabras de el jugador Jeff Ayres respecto a su experiencia en el hotel:

“Cogí la llave de mi habitación y podía escuchar cosas en el pasillo. Pensé que era gente viendo la televisión en su cuarto o algo así. Entonces,llegué a mi habitación y la llave no funcionaba pero sonaba como si hubiese alguien dentro, algo parecido a un bebé haciendo ruidos[…]Bajé a avisar a recepción y llamaron por teléfono a la habitación y nadie respondía.Primero me ofrecieron otra llave y que me acompañase seguridad para verificar que no había nadie en el cuarto, pero luego me dieron otra habitación. Fue una cosa muy rara. Estoy seguro de que escuché gente y niños correr sin que hubiera nadie dentro. Una locura”.

Berkley is Claremont hotel

Berkley’s Claremont hotel Foto:http://equinoxparanormal.tumblr.com/

Tim Duncan, pivot y compañero de Jeff apoyó el testimonio y también quiso narrar su propia experiencia:

“Escuché un bebé en su habitación.Sin duda había alguien o algo ahí dentro. No me extrañó porque pensé que la habitación estaba ocupada y se la habían asignado mal. Sin embargo, al día siguiente Jeff me contó que llamaron desde recepción y no había nadie y es para volverse loco. Allí había un bebé sin duda

Y aunque la mayoría de los mortales intentamos distanciarnos lo máximo posible del otro lado resulta curioso como existen equipos que quieren y piden la ayuda de los espíritus. En el Chenquing Stadium en Gaoxing, Taiwan, según cuentan los autores Mickey Bradley y Dan Gordon en su libro Field of Screams: Cuentos frecuentados del béisbol, el vestuario, y más allá, los jugadores queman un libro de reglamento  para que los fantasmas aprendan a jugar. Este curioso ritual surge tras creerse que el estadio está construido sobre un cementerio no administrado. Un psíquico taoista que pudo sentir los espíritus que habitaban en el lugar recomendó el entrenador en jefe Xu Shengin que para ayudar a pacificar el estadio de baseball era necesario enterrar un libro de reglamento. (NOTA: He intentado encontrar el susodicho estadio pero no me ha sido posible seguramente por el juego de caracteres usado en Taiwan)


Field of Screams

Portada del libro Field of Screams


 Estos son algunos de los casos de los muchos que se pueden localizar y que relacionan el mundo del deporte con el “otro lado”. No he querido incluir ningún caso de maldiciones (donde algunos equipos han llegado a no ganar ningún tipo de título en más de 80 años) dado que ese tema podría tener un capítulo a parte. Lo que si resulta realmente peculiar es quien le elige los hoteles a estos sufridos jugadores. Desafortunadamente no he podido localizar ningún caso en España, pero si algún avezado lector recordara de algún caso le estaría muy agradecido por la información.

Fuentes:

– http://www.frontierfield.org/
-http://www.ghostvillage.com/library/2010/lib_gordon.shtml
-http://www.theguardian.com/sport/blog/2014/jul/22/the-joy-of-six-sports-ghost-stories
-http://www.lumleycastle.com/hotel-tour
-http://www.espncricinfo.com/magazine/content/story/641897.html
http://mentalfloss.com/article/18654/5-ghosts-haunting-sports-world
-http://rpp.pe/futbol/mas-futbol/resuelven-misterio-del-supuesto-fantasma-en-partido-de-copa-libertadores-noticia-686607
-http://www.marca.com/2010/01/13/baloncesto/nba/1263382667.html
-http://www.marca.com/2014/03/26/baloncesto/nba/noticias/1395820047.html