El coche radiactivo – RetroTecnología |

Domingo, 23 de Julio de 2017 \ Edición España

''()



El coche radiactivo – RetroTecnología

ford_nucleon_model

A veces hay que saber mirar atrás para darse cuenta que algunas ideas que en un momento parecieron maravillosas, habrían terminado por convertirse en una muy mala idea. Este es el caso de Ford Nucleon, el primer coche de la historia con combustible atómico. ¿Quieres saber más? Pues carga las baterías de nuestro Delorean y viajemos al pasado.

ford_nucleon_model

William Ford junto a un modelo de escala 3/8 Nucleon . Foto : damninteresting.com

                         Nos encontramos en los icónicos años 50. Los marcianos comenzaban a invadir la ciencia ficción, y los estados unidenses veían un futuro marcado por la tecnología y por supuesto la energía atómica. Era una época donde la competencia en el mercado automovilístico era feroz. Las marcas apostaban por diseños cada vez más atrevidos e innovadores para atraer a los posibles compradores. Fue entonces cuando en 1957 la marca Ford quiso dar un golpe en la mesa y presentar el concept art del que sería el vehículo del futuro, el Ford Nucleon.

concept car nuclear 2 concept car nuclear 3 concept car nuclear

Los ingenieros de Ford, diseñaron un coche el cual se cargaría através de baterias de plutonio y cuyo recambio se haría en futuras estaciones de abastecimiento que sustituirían a las obsoletas gasolineras de combustibles fósiles. Según se estimaba, una sola carga podría permitir que el vehículo transitara durante más de 8000km. Esto se conseguía através de la fisión del uranio que serviría para calentar un generador de vapor. El calor de la fisión calentaría en vapor de alta presión el agua almacenada, y este imporsaría una serie de turbinas. Una impusaría el propio coche mientras otra impulsaría un generador eléctrico. Una vez el agua se condensara  en el bucle de refrigeración, esta volvería de nuevo al circuito para se reutilizada.

Image Copyright Ford Motor Corporation

Image Copyright Ford Motor Corporation

Que decir de la ingeniudad de la época. Afortunadamente, el diseño no pasó más allá del tablero de dibujo y lo más cerca que estuvo de ser real fueron las maquetas del coche. En las fotografías se puede observar dos grandes alerones en la parte trasera así como el lugar donde se introducirían las cargas radiactivas (que recuerda mucho al sistema de impulsar el Delorean en Regreso al Futuro).  El coche tendría un aspecto alargado, algo buscado supongo, para alejar a los pasajeros del combustible radiactivo.  No obstante, a parte de la seguridad, los materiales que se tenían que emplear eran demasiado pesados como para que el vehículo forrado de plomo fuera realmente viable, por no decir que tenían que reducir el tamaño del reactor nuclear a tamaño portable.

Carga plutonio

¿Serían así las cargas? Imagen: Wiki back to the future

No quiero ni imaginar que sería hoy en día de esos coches circulando por nuestras ciudades, y ver un resplandor blanquecino seguido de una pequeña llama en forma de seta, surgir cada tanto en el horizonte.  Pero ahí quedó para la historia. El día en que Ford quiso fabricar un coche atómico.

Nota: Las malas lenguas dicen que los militares de EEUU financiaron parte del proyecto. Es que están metidos en todos lados…