Descubiertas Dos ciudades Mayas |

Martes, 19 de Septiembre de 2017 \ Edición España

'¡El misterio! Sí, un misterio profundo nos envuelve. Cuanta más luz, más misterio.'(Thomas Carlyle)



Descubiertas Dos ciudades Mayas


Región donde se han localizado las ciudades

Región donde se han localizado las ciudades

Una expedición del  Centro  de Investigaciones  de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes (ZRC SAZU) liderada por Ivan Šprajc ha localizado dos ciudades Mayas al Norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, al sureste del estado Mexicano de Campeche, en la península del Yucatán.

En 1970 el arqueólogo estadounidense Eric Von Euw encontró una ciudad perdida en medio de la selva en una zona que donominó Lagunita.  Sus notas acerca de su hallazgo que incluían varios monumentos y una increible fachada zoomorfa que representaba las fauces de un animal monstruoso cuidadosamente labrado permanecieron dormidas y custodiadas en el Museo Peabody de Arqueología y Etnología de la Universidad de Harvad. Durante todo este tiempo la localización de estas ruinas ha permanecido oculta.  Hasta ahora.

Sirviéndose de fotografías aereas y gracias a los dibujos que en su día hizo Eric Von Euw  facilitados por el experto Karl Herbert Mayer al equipo de Šprajc   han conseguido confirmar que las ruinas localizadas pertenecían a Lagunita.  Se han localizado un juego de pelota y una pirámide de unos 20 metros de altura aproximadamente. También varios edificios alrededor de cuatro plazas principales así como la puerta zoomorfa anteriormente citada.  Entre los restos también se han localizado diez estelas y tres altares. Los expertos han fechado una de las estelas en el 711 dC con lo que contextualizaría dicha ciudad con la cercana Chactún.

La segunda ciudad encontrada no había sido jamás registrada, por lo cual es un descubrimiento en toda regla. Se trata de la llamada Tamchén (pozo profundo en idioma maya yucateco), bautizada así por los arqueólogos debido a la gran cantidad de chultunes, unos 30, localizados.  Los chultunes son una especie de cámaras subterraneas en forma de botellas y de hasta 13 metros de profundidad  destinados mayormente a recoger el agua de lluvia .

Es a partir de ahora y en futuras campañas arqueológicas donde se investigará más en profundidad en los enclaves descubiertos y que ofrecen la particularidad de  poseer templos piramidales y monumentos con inscripciones  poco frecuentes en la región del Río Bec.

Para saber más:

Pagina del Centro  de Investigaciones  de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes (ZRC SAZU)

Visto através de Meneame en Discovery News