ATAMIRI, el traductor universal |

Domingo, 19 de Noviembre de 2017 \ Edición España

'A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.'(Carl Sagan)



ATAMIRI, el traductor universal

The Daily Telegraph ATAMIRI

La comunicación ha hecho posible un mundo  globalizado. Las personas se interelacionan  de forma  inmediata aunque existan miles de kilómetros entre ellas. Hoy en día  existen barreras  que si bien algunas tecnologías han intentado salvarlas, aún queda mucho camino por recorrer. Por ejemplo: el contacto físico  o los idiomas. Para la primera de ellas se están realizando estudios de simulación de contacto de diversas maneras, como por ejemplo através de chorros de aire concentrado sobre la palma de las manos. Y aunque suene a ciencia ficción , esa tecnología ya está aquí. Por otro lado  los traductores actuales han evolucionado mucho desde finales de los ochenta,  hasta el punto de que se pueden reproducir videos en youtube y estos ser traducidos en tiempo real.

No obstante la gran cantidad de idiomas existentes en el mundo  (entre  6000 y 6500) hace harto difícil desarrollar software que cumplan su cometido sin defectos o necesiten una capacidad de cálculo enorme. Lo ideal sería que existiera una especie de plantilla universal que fuera aplicable a todos ellos para de esta forma poder realizar dichas traducciones. Pero ¿acaso existirá algo así?

ATAMIRI

Si bien es poco probable que el origen de los idiomas fuera un cambio radical producido por la ira de algún tipo de dios vengativo , es cierto que quizás algunos de ellos, los más antiguos, bebieran de una fuente común ya olvidada.  Aunque , ¿y si esa fuente común realmente no se hubiera perdido?.  ¿Y de qué tipo de idioma estaríamos hablando? Quizás de un idioma cuya  construcción semántica y sintáctica fuera cuasi perfecta. Como si la evolución de ese idioma hubiera llegado a su fin y se hubiera entregado como regalo a los hombres . Cuanto menos la teoría es atrevida y rompedora de moldes. Una teoría que ha servido como puntal para el desarrollo de un software de traducción llamado ATAMIRI y cuya base se haya en el idioma aymara. ATAMIRI en aymara significa traductor.

Para saber más de esta historia tenemos que remontarnos al 1979 y a un hombre, Iván Guzmán de Rojas.

Iván Guzmán de Rojas. Fuente: Wikipedia

“Fue estudiando a Bertonio, que publicó su primer dccionario en 1603, como me dí cuenta de que el aymara es una lengua elaborada con los mismos principios que hoy  se utilizan para la construcción de lenguajes de programación de máquinas” (op. Citada: En busca de la edad de oro – Javier Sierra)

Este matemático boliviano  descubrió que el idioma Aymara  presentaban una estructura sintáctica con propiedades algorítmicas. Tomando como base esta idea publicaría un libro basado  en estos estudios llamado Problemática Lógico – Lingüistica de la Comunicación Social con el Pueblo Aymara. A partir de entonces comenzó a desarrollar un software de traducción basado en la lógica del Aymara casi sin recursos pero con una gran fé en su trabajo.

ludovico Bertonio

En los idiomas normales el verbo no participa de la negación o de la afirmación en la frase. Sin embargo en este idioma sí que existen conjugaciones verbales que sirven para afirmar o negar y además matizan el nivel de duda. Simplificando todo el proceso que el matemático realizó, mientras que nuestro sistemas son polivalentes (sí-no), Guzmán se dió cuenta de que el aymara  presenta un sistema trivalente (si, no, neutro)  basado en sufijos que se añaden  y que dicho sistema lingüístico se ajustaba   a las tablas de verdad que  Jan Łukasiewicz ideó. Basado en este sistema trivalente Guzmán desarrollaría una serie de matrices de transformación implementados en el Sistema Atamari-MT  en colaboración con el grupo IGRAL  que comenzó a cargar el sistema con lexemas del idioma aymara. Debido a problemas financieros el proyecto terminó orientándose a la optimización de la traducción entre inglés y español gracias a contratos con la Comisión del Canal de Panamá y la empresa Wang.

Particularmente resulta curioso que un idioma cuya estructura es tan avanzada apareciera en épocas tan remotas . Los orígenes de este pueblo son confusos. Por una parte, la teoría legendaria habla de  que fue el propio dios Viracocha el que los creó. Otros estudiosos afirman que sus orígenes, a pesar que se suelen identificar con la cultura de Tiahuanaco,  podrían ser posterior, dado que existen  evidencias  lingüísticas que sugieren  que los aymaras provinieron de más al norte, ocupando la meseta del Titicaca después de la caída de Tiahuanaco.

No obstante, existen algunos estudiosos que defienden la relación de esta cultura con otras tan alejadas como pudieran ser las Tuareg, etíopes y fenicios ya que existe una concordancia entre una supuesta escritura ideográfica que los primeros misioneros españoles se encontraron y que eran dibujadas sobre pieles y usando la planta solarium aureifolim como tinta. Una idea muy poco ortodoxa contando que dicho idioma en teoría no tiene representación gráfica, o al menos la tenía en sus orígenes.  Sea como fuera, está claro que el idioma aymara presenta una serie de características extraordinarias y que quizás no tengan nada que ver con la casualidad.

En 1984 medios internacionales se hacían eco del nuevo sistema de traducción que presentaba un futuro prometedor.

Algunos artículos escritos sobre ATAMIRI

Algunos artículos escritos sobre ATAMIRI

Un año después   Iván Guzmán de Rojas presentó en Washington el primer prototipo operativo impulsado por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos que era capaz de traducir simultáneamente  del inglés al español, francés y alemán y del español a los otros tres idiomas. Pese a la repercusión mediática no consiguió los fondos necesarios para el desarrollo del proyecto.

Durante la década de los ochenta el proyecto fue evolucionando en funciones y también en sistemas dado el lógico avance de la informática. En 1988 el sistema ATAMIRI fue presentado en la conferencia mundial New Directions in Machine Translation bajo la ponencia ATAMIRI.. Interlingual MT Using the Aymara Language.

ATAMIRI

Captura de Pantalla de ATAMIRI . Foto: Iván Guzmán de Rojas

Debido principalmente a la falta de financiación el desarrollo del sistema se abandonaría durante casi una década. Posteriormente sería en 2001 se realizó una nueva prueba de la capacidad multilingüe del software al implementarse el idioma rumano en el sistema. Los resultados se presentaron en la UNESCO en París.  A continuación se migraría  el sistema a plataformas Windows y Unix. Una nueva inyección económica permitió poner en servicio un sistema de mensajería con traducción simultánea en treinta idiomas llamado Qopuchawi (sitio donde se charla en aymara) y que se puede descargar gratuitamente desde su web OFICIAL .

Queda pendiente la inclusión de neologismos a la base de datos lexicográfica Arunquera que sirve de apoyo al sistema ATAMIRI para llenar los vacíos lógicos en este idioma preservando las raices semánticas y estructuras morfológicas. Arunquera  también sirve como herramienta de consulta de términos de los idiomas así como en primera instancia de repositorio de todos los vocablos aymaras posibles antes de que su desuso haga que desaparezcan. Gracias al apoyo de Unión Latina se ha iniciado un proyecto através de internet para ingresar terminología en el campo del tema de sociedad de la información en Francés, Italiano y Rumano. Otro proyecto apoyado por la fundación Atlas de la Diversidad es la inclusión del Catalán dentro del sistema.  

Por otra parte también existe  un proyecto llamado Aymara Siwi en el cual se usaría esta versatilidad del idioma para plantear escenarios futuros que según las condiciones empleadas  podrían servir a la toma de decisiones ante eventos posiblemente futuros, aunque esto no quiere decir que se trate de algo esotérico si no de simple cálculo.  Como puede verse las culturas antiguas todavía tienen mucho que enseñar al hombre de hoy en día tan sumido en su podio de conocimiento que salvo algunas raras excepciones como la de Iván Guzmán de Rojas no sabe mirar hacia atrás donde quizás , y si solo sabemos mirar, se encuentre el futuro.

En la actualidad el sistema ATAMIRI funciona ofreciendo servicios de traducción a través de correo electrónico operado por el grupo  de investigación e ingeniería del lenguaje IGRAL para mejorar su base de datos léxica y capacidad gramatical. También se ha evolucionado tanto en el proyecto que si bien la plantilla original fue el idioma aimara, ahora es posible usar otro idioma que ya esté bien definido en el sistema y usar sus matrices como base para la traducción a otros idiomas. Es curioso ver que la persistencia de un hombre en un proyecto ha permitido que este no haya sido olvidado mientras que otros proyectos más dotados económicamente cómo el EuroTra se hayan quedado en el camino.  No obstante, esta lucha contra gigantes ha hecho que el creador de este proyecto se haya mostrado agotado por un esfuerzo y dedicación de tantos años tal y como dijo ante el foro internacional sobre el Patrimonio Inmaterial de Países Iberoamericanos.

Después de casi treinta años dedicados al Atamiri que nació bajo la ilusión de su progenitor de poder aportar decisivamente al fortalecimiento del Aymara en la comunicacíon moderna, al no haber encontrado eco expresado en decisiones de apoyo real proporcional a la importancia y magnitud del proyecto, hoy debo confesar antes este foro internacional sobre el Patrimonio Inmaterial de Países Iberoamericanos, que mis fuerzas también están languideciendo. Comparto el temor de los expertos que piensan que en el futuro de nuestro planeta sobrevivirán solamente los idiomas que logren presencia en la Web. Y por eso me entristece mucho que el recurso desperdiciado llamado Atamiri no haya podido servir hasta ahora al Aymara.

 

Quiero agradecer personalmente al señor Iván Guzmán de Rojas su amabilidad al facilitarme documentación sobre su proyecto. Desde esta modesta web me gustaría dar eco a este proyecto épico y lleno de misterio pero también de ciencia esperando que el destino consiga dar con algún medio para dar con la financiación necesaria para finalizar este proyecto.

Un último dato. Hasta bien entrado el siglo XX,  no se conocía o al menos se admitía la existencia de cuatro dimensiones para el universo. Fue Einstein el que formuló dicha idea. Si buscamos la palabra UNIVERSO en un ejemplar original del “Vocabulario de la lengua aymara” (1612) de Bertonio la traducción sería usi suyu. Esto es “Cuatro” y “Espacio”.

Fuentes :

Wikipedia Jan Łukasiewicz , Iván Guzmán de Rojas, Atamiri, Web OFICIAL, En busca de la edad de oro (Javier Sierra)

Artículos:

La obra de Bertonio como fuente para el análisis lógico-lingüístico del aymara antiguo (Rev Cien Cult  n.28 La Paz jun. 2012) através de Scielo.org

Iván Guzmán de Rojas,  Cerebro Boliviano. Reportaje de Eduardo Carrasco/CARETAS de Lima através de scribd.com

layqa10 web acerca de la explicación matemática de traducción

http://www.noticiasdot.com/publicaciones/2002/0502/2305/noticias2305/noticias2305-11.htm

Sistema de traducción interlingüe utilizando el lenguaje AymaraTraducción del trabajo presentado en Budapest, Agosto de 1988.

Mysteries of Ancient South America – Harold T. Wilkins

El aymara en la ingeniería del lenguaje

(Presentado en el XI Encuentro para Promoción y Difusión del Patrimonio Inmaterial de Países beroamericanos

6-10 Octubre de 2008, Cartagena, Colombia)